2016/10/28

  • La Real Academia Española ha aceptado de par de mañana la incorporación de varios navarrismos a las versiones impresa y digital del vocabulario
  • "Si habría algún académico navarro en la institución no habrían tardado tanto", ha recriminado el consejero de Educación del Gobierno de Navarra, José Luis Mendoza
La biblioteca de la RAE, limpia, fija y esplendorosa

El pleno de la Real Academia Española acaba de anunciar la anexión de 30 nuevos términos forales al futuro Diccionario de la Lengua Española. El organismo, que ha contado con el apoyo de las otras 21 Academias lingüísticas repartidas por todo el mundo, ha asegurado en boca de su director, el literato Darío Villanueva, que la RAE se siente "muy agusto" con la adhesión de lemas como "coscadica" o "reglote", y que ya tenía "chirrinta" de admitir entradas como "mandarra" o "esbafar". "Contra más las pronuncio, más pocholas me parecen", ha afirmado el ocupante del sillón de la letra D.

De los anglicismos a los euskalismos

Villanueva ha reconocido a The Foral que han tardado "el copón" en "darse de cuenta" de la riqueza etimológica hablada en el Reyno: "tiene pelés la cosa, pero andábamos con el culo preto con otros titos y no nos daba la vida para esta historia. Más vale que a la mañana, a la que llegaba a la Academia, me ha dado la venada y he convocado a los compañeros, si no bien y tú, pa' rato nos juntamos", ha explicado el director, que no se ha atrevido a fijar una fecha de salida para la 24ª edición del DRAE: "malo sea que tarde mucho, aunque a una mala ya podéis consultar 'jatorra', 'poteo' o 'gaupasa' en Internet".

Nuevas acepciones y alguna decepción

Además de palabras nuevas, la vigesimocuarta edición del Diccionario de la Lengua amplía el sentido de muchas de las ya presentes, como "chozna" (que además de la hija del tataranieto de una persona, pasa a ser también una barraca política), "garrote", "cello", "corroncho" o "chirriar". "Pese a lo que pueda parecer, tampoco hemos admitido todas las propuestas que nos han llegado desde Navarra", ha defendido Darío Villanueva. "Había algunas que suponían un auténtico zartaco al diccionario, como la de sustituir la terminación '-do' de algunos participios y adjetivos por '-u', y nos hemos negado en rotundo. Hubiese sido muy sobrau", ha concluido.

3 comentarios: