Edición solidaria en papel de The Foral Telegraph a favor del Síndrome de Apert

2016/10/10

  • El vehículo llevaba desaparecido desde la madrugada del 9 de julio, al no anotar correctamente su propietario el nombre de la vía donde lo dejó
  • Tras tres meses de búsqueda, continúa en paradero desconocido otro turismo estacionado en la avenida Etorbidea de la capital navarra
Calle Leoncio Urabayen de Pamplona

La Policía Municipal de Pamplona ha dado por cerrado el caso de la desaparición de un Mitsubishi Montero, con matrícula de Tarragona y fabricado en el año 2000, al retirar su dueño la denuncia que interpuso el pasado 11 de julio en la Oficina de objetos perdidos del barrio de San Juan. El denunciante, un tarraconense de 25 años que responde a las iniciales de K.L.A., había llegado a Iruña tres días antes en compañía de dos amigos para disfrutar de las fiestas de San Fermín, pero no ha sido hasta este domingo cuando los catalanes han podido abandonar Navarra al volante de su 4x4.

"Perdonad, ¿sois de aquí? ¿Para ir a la calle Kalea?"

Según ha podido conocer este periódico, los tres jóvenes vinieron a Pamplona la tarde del viernes 8 de julio para disfrutar del fin de semana sanferminero. Estacionaron el coche en la vía pública y tras escribir el nombre de la calle en un papel, se dirigieron al Casco Antiguo de la ciudad con la intención de pasar toda la noche de juerga y volver al Montero para dormir. Pasadas las 6 y media de la mañana, la tresena comenzó a sentir los efectos del cansancio y se dispuso a emprender el camino de vuelta al vehículo, pero al preguntar a distintos PTVs por la dirección que tenían apuntada, fueron advertidos del clamoroso error de guiri que habían cometido.

Donde te lleva un Montero, no llega nadie

A partir de ese momento, los amigos han deambulado por el callejero pamplonés en busca del todoterreno matrícula T DG, aunque sin éxito. Durante estos tres meses han inspeccionado varias veces la Rochapea, San Jorge, Ripagaina o Lezkairu, han visitado periódicamente el depósito municipal por si daba con él la grúa e incluso han colaborado en las labores de limpieza del lago de Mendillorri, con la esperanza de localizar al Mitsubishi Montero en su interior. Finalmente, cuando los jóvenes ya daban el coche por perdido, un vecino de Beloso telefoneó ayer al propietario para avisarle de que el 4x4 se encontraba delante de su casa, en la calle Leoncio Urabayen de Pamplona. Una vía dedicada a un geógrafo navarro que, curiosamente, ha permitido a estos catalanes conocer a fondo toda la cartografía local.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la noticia