Edición solidaria en papel de The Foral Telegraph a favor del Síndrome de Apert

2016/12/23

  • Según los expertos, el carismático primate "habría vuelto a casa por Navidad, como el turrón"
  • El chiquirriquitín, queridín, queridito del alma de muchos pamploneses podría haberse cobijado en el portal del belén, metidito entre pajas
Txarli, el Grinch pamplonica, haciendo manualidades

Txarli, el macaco más irreverente de la historia del parque de la Taconera de Pamplona, podría haber regresado. Así lo han aseverado al menos diversos paseantes iruindarras que desde la tarde de ayer afirman haber observado distintos fenómenos paranormales en el recinto amurallado: "pensaba que el Ayuntamiento había incorporado este año un caganer en el pesebre, pero al fijarme bien vi que la dimininuta figura se movía... Le pregunté 'dime niño, ¿de quién eres, todo vestidito de blanco?' y salió escopeteau, dejando un zurruto que fum fum fum", recoge una de las declaraciones, coincidente con otro testimonio en el aspecto fantasmal del homínido: "era como un espíritu, aunque no te sabría decir si era el de la Navidad o el del mono Charly."

Pesadilla antes de Navidad

Los biólogos consultados por este medio avalan la teoría sobrenatural de las manifestaciones del primate: "hace nosecuantitos que Txarli desapareció de su jaula sin dejar rastro. Aunque nadie confirmó su muerte ni encontraron su cuerpo, ya no hay esperanza de localizarlo con vida debido precisamente a su esperanza de vida", han ratificado los científicos, que no descartan que el mico haya retornado del mundo de los muertos para vengarse. "En la década de los ochenta los muetes siempren andaban haciéndole el mal, le ciriquiaban y le tiraban petardos, y se terminó volviendo muy arisco y enredador", ha relatado Sigourney Weaver, desplazada a Pamplona por su dilatada carrera en el estudio de gorilas en la niebla. "Ha venido a armar la marimorena", ha sentenciado.

Asómate a la baranda, verás a Charly en la cuna

Por ahora, los chirgos del ánima cuadrúpeda se limitan a pequeños hurtos, chillos, tirones de pelo y comportamientos indecorosos: "no sabemos si es por la Navidad, pero está todo el día dándole a la zambomba", ha revelado un operario del parque sobre el pariente más directo del homo erectus. "Está muy desfasado, de vuelta de todo. Desde que ha llegado no hay ni una noche de paz en toda la Taconera", ha explicado el empleado, que ya ha sorprendido en varias ocasiones al animal intentando sustraerle requesón, manteca y vino a algún pastorcillo. "Ya no se conforma con sisar gafas y cigarros. Al bueno de San José, rin rin, le ha roído los calzones, y al niño que está en la cuna, rin rin, los pañales le ha robado", ha denunciado desesperado.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la noticia