Edición solidaria en papel de The Foral Telegraph a favor del Síndrome de Apert

2016/12/05

  • El Tribunal anula la disposición del Parlamento navarro y el que la tire no irá finalmente a por ella
  • La decisión tiene efecto inmediato y beneficiará a cualquier futbolista amateur que no acierte a disparar entre los tres palos de la meta rival
Un niño ejecuta ilegalmente un penalti en el recreo por cañón

El Tribunal Constitucional ha decidido suspender esta mañana el decreto foral "de recuperación del balón extraviado por parte de un chutador", también conocido como Ley de la Botella, al estimar que la disposición navarra invadía competencias del Estado en los ámbitos del Deporte y la Educación. El dictamen, que responde a un recurso presentado por el Gobierno central en el año 2015, estima que la Ley de la Botella choca frontalmente contra la Ley del Vaso, un artículo de la legislación española que establece que "el que la tira no hace caso". "A bote pronto es un palo y podríamos decir que nos han metido un gol", ha reconocido Ainhoa Aznárez, presidenta del Parlamento navarro.

Tampoco vale chupagol

Aznárez no ha querido echar balones fuera a la hora de valorar el fallo de la Corte Suprema: "nos ha cogido en fuera de juego. No habíamos terminado aún de celebrar el Día de Navarra que nos hemos topado de frente con el de la Constitución", ha declarado la pamplonesa, visiblemente rebotada. "Nos ha sentado como un tiro, ya que supone un golpe franco para el derecho deportivo navarro. La pelota estaba en el tejado del tribunal de garantías y la sentencia supondrá un balón de oxígeno para los rematadores a puerta. Que no quieran que se cansen los delanteros, pase, pero es que nosotros ya contemplábamos la figura del palomero o perrito guardián", ha aclarado la militante de Podemos.

De portería a portería es guarrería

Además de impedir la labor recogepelotas de los tiradores, el Alto Tribunal ha invalidado también el "monta y cabe", un método muy utilizado en los patios de colegio del Reyno para escoger a los futbolistas de uno y otro equipo. "El protocolo favorece al elector con el pie más grande, lo cual viola gravemente los principios democráticos de la Constitución", critica la nota del TC, que utiliza más adelante el mismo argumento para arremeter contra el criterio de selección del guardameta. "Si al encajar un tanto, el último en tocar el larguero se pone de portero, los jugadores más alejados están en desventaja", objeta el órgano judicial, si bien termina alabando la iniciativa foral "de prohibir el punterón".

0 comentarios:

Publicar un comentario en la noticia